Oscar Matesanz

Los descendientes de los que matan gigantes harán lo mismo